10 secretos para incrementar tu autoestima


Tu autoestimaLa clave para ser felices en esta vida reside en el amor hacia nosotros mismos. No caigamos en la arrogancia, pero tampoco en la ausencia. Olvídate por un momento del mundo exterior, desconéctate y pregúntate: ¿Realmente me amo tal y como soy? Responde de manera sincera y, si realmente sientes que sí lo haces, entonces bien por ti, pero en caso de que respondas con un no, no hay que desesperarse: existe una salida y a lo mejor la puedes encontrar con estos consejos.

Anuncios relacionados:

Una baja autoestima puede causar a nuestra vida un sin número de problemas, entre ellos encontramos la falta de confianza en uno mismo, lo que al mismo tiempo origina una carencia de determinación y empeño. En general, una baja autoestima nos pone más en un estado de sobrevivencia en lugar de vivir plenamente, haciéndonos ver el vaso siempre medio vacío.

Ahora dejemos de hablar de problemas y vayamos directo al grano, es decir, a las soluciones. Aquí tienes a tu disposición un listado con 10 estrategias que intentarán ayudarte a mejorar tu autoestima, devolviéndote las ganas de vivir y superarte cada día.

10 Estrategias para Incrementar tu Autoestima


1. Empieza a conocerte en serio


¿Cómo saber lo que quieres si no te conoces a tí mismo? Esta estrategia toma como centro y punto de partida el autoconocimiento. Empieza a sumergirte poco a poco en las profundidades de tu propio ser, para encontrar las respuestas que tanto buscas.

Penetraremos en lo más profundo de tu ser con las siguientes preguntas, que darán de poco en poco, luces sobre quién eres en realidad y lo que quieres lograr en tu vida:

  • ¿Qué es ese algo que te hace especial y único? Deja de lado por un instante lo que no eres o los deseos de lo que quieres ser, y concéntrate en explicarte a ti mismo ese factor que te hace un ser diferente. Una vez lo encuentres, abrázalo y aprécialo. Al hacerlo te estará conociendo más a ti mismo.
  • Si el día de tu muerte fuera mañana, ¿estarías contento con la vida que has vivido? Esta pregunta puede resultar dura para algunos o muchos, pero hemos de tomarla por el lado positivo. Empieza a evaluar todo lo que has hecho en tu vida hasta el momento, y sinceramente considera si hasta el momento has podido si quiera alcanzar una parte de la felicidad que anhelas. Esta pregunta nos hace también apreciar más el paso del tiempo y ser conscientes de que todo tiene un final y que el tiempo nunca se detiene. Que el mejor momento para tomar las riendas de nuestras vidas es hoy y en este preciso instante.

Siguiendo este sencillo mecanismo podrás tener una mejor visión de tu ser, pero tienes que poner de tu parte, dado que tu fuerza de voluntad será la que determine tu éxito.

Una vez tengas entre tus manos este retrato vivo de lo que eres, te ayudará a conocer mejor tus emociones más frecuentes, los pensamientos que transitan más por tu cabeza, tus puntos fuertes y también los débiles, etc. Teniendo esta imagen de tí mismo, puedes utilizarla ingeniosamente como una referencia para edificar en ti más confianza y por ende elevar tu autoestima. Recuerda, una autoestima saludable es esencial para una vida feliz.

2. No intentes complacer a todo el mundo


Una de las cosas que en repetidas ocasiones hace mucho daño a nuestra autoestima es el intentar agradar a todo el mundo. Entiéndelo: no puedes agradar o complacer a todos, dado que esa es una regla inquebrantable de la vida, porque todos somos diferentes, con diferentes metas y gustos.

Esta estrategia es simple y directa, consiste en solamente ser tú mismo (pero primero debes saber quién eres). Deja de preocuparte por los demás y desenvuélvete tal y como eres, así te sentirás cómodo y verdaderamente libre.

Debes intentar lograr que las personas que te rodean no sean el eje de tu vida, entendido esto como que no debes realizar tus obras cotidianas fundamentado en agradarles sino en desarrollar a la persona que estás llamada a ser, independientemente que esto sea del agrado o no de otros. El mero hecho de complacer a otros por el simple hecho de complacerlos es, muchas veces, un camino para erosionar la imagen que tienes de ti mismo pues no lograr actuar en función de lo que genuinamente quieres o deseas sino en función de lo que otros esperan de ti. Y ese a veces es un camino para perderse a uno mismo.

3. Aprende a decir que NO


Existe el sí, pero también el NO. Aprende a decirlo: Un campo de fútbol tiene límites fijos, lo mismo debes hacer tú contigo mismo. Esto lo conseguirás al aprender a decir que NO. Al negarle algo a alguien (con fundamento) fijamos los límites, tanto para ti como para las personas de tu alrededor. Al decir, como he mencionado recientemente, que debemos decir NO “con fundamento”, me refiero principalmente a evaluar si te sientes cómodo con tal o cual situación y, basado en eso, podrás decidir con un FUNDAMENTO adecuado, si dirás que SÍ o que NO.

Dale este pequeño cambio a tu actitud y sentirás más control sobre tu vida, lo cual generará un incremento muy bueno en tu autoestima. Quiero aclarar que no se trata, lo recomendado en este punto, de un simple decir NO por el mero hecho de decirlo sino en oponernos a aquellas cosas que nos conducen por caminos que no son los nuestros.

4. Lleva un diario personal


Todos llevamos dentro de nosotros la capacidad de expresar con palabras nuestros sentimientos y sueños. Usa esa capacidad para elevar tu autoestima y enrumbar hacia mejores aguas tu vida. ¿Cómo? Descubre cómo hacerlo con los consejos que siguen:

Escoge un cuaderno para que sea tu diario. Diariamente escribe en él tus metas, creencias y sentimientos, hazlo en aquellos momentos del día donde te sientas más libre y con mayor ligereza para dejar las ideas fluir. Trata de mantener esta costumbre contigo para siempre, pero hablaremos más específicamente sobre cómo el diario y su análisis ayudan a combatir la baja autoestima.

Mejorar la autoestima¿A qué horas vas usualmente a dormir? Tómate unos 10-15 minutos antes para leer lo que has escrito en tu diario a lo largo del transcurso del día. Verás frecuentemente que tus ideas son limitantes y tus sentimientos tienden al pesimismo. Más no debemos desanimarnos, dado que esto es un fiel reflejo de una realidad y hemos de recordar que somos nosotros los arquitectos y constructores de nuestra concepción de dicha realidad. Usa este poder para cambiar tu actitud hacia la vida.

Para llegar a usar este poder sabiamente, cuestiona tus ideas plasmadas en el diario, critica tus metas y analiza tus emociones. Elimina esas ideas que solo cortan las alas de un futuro prometedor, y nos dejes que los sentimientos actuales te repriman y, además de poner énfasis en las metas escritas en tu diario, analiza si de verdad son lo que quieres para tu vida, sí es así, imagínate en un futuro donde ya has concretado tus más importantes metas. Solamente, no olvides tomar acción.

Usa tu diario como una manera de desahogarte y al mismo tiempo como un espejo de tu interior, úsalo inteligentemente: tú puedes hacerlo.

5. ¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío?


¿Vaso medio lleno o medio vacío? Mejor corre y llénalo: Una de las cosas que caracterizan a la baja autoestima es su fuerte tendencia al pesimismo y la desconfianza en uno mismo, originando esta última un gran obstáculo a la hora de tomar acción, puesto que no creemos en nosotros mismos, y esto apaga la llama de la motivación.

Esta estrategia para enfrentar tu problema de autoestima se basa en dejar de ser tan negativo y, más importante aún, tomar una actitud de acción y determinación. Esto lo conseguiremos primero definiendo nuestras metas más importantes y, una vez teniéndolas, procederemos a categorizarlas por su grado de importancia (he aquí la importancia de conocernos a nosotros mismos).

Ya debes tener una lista organizada de tus metas y ahora es momento de dividir cada una en “pedazos”, con esto quiero decir que debes hacer de tu meta un conjunto de “sub-metas”, siendo una parte de ellas de corto plazo, otra parte de mediano plazo y otro pedazo corresponde al largo plazo.

¿Por qué usar esta estructura? Normalmente la falta de paciencia es la responsable de acabar con nuestros proyectos, pero al usar esta técnica para segmentar tus metas, estas se vuelven más fáciles de alcanzar. Ten presente que podremos reducir el estrés que esto genera manipulando la idea del tiempo que tengamos (lo cual es un pensamiento limitante), y hecho esto, nuestra determinación y motivación empiezarán a arder más vivamente. Somos en mayoría seres impacientes y, al ver que nuestros esfuerzos empiezan a dar resultados (aunque estos sean mínimos), sin duda alguna nos alegrarán y motivarán a seguir empujando, pero esto también depende de ti.

Superacion personal y autoestimaPuedes acompañar esta estrategia con un simple truco que consiste en tratar de sonreír más a lo largo del día. Pero no se trata simplemente hacerlo por hacerlo: trata de encontrar en tus memorias algún momento agradable, recréalo en tu mente, siéntelo y sonríe para hacer renacer en tu rostro la magia de ese feliz recuerdo. Parece simple, pero ayuda mucho a la hora de levantar nuestra autoestima dado que nos abrirá la puerta a apreciar más nuestra vida y a disfrutar de las pequeñas cosas que esta ofrece.

Por último, recuerda: “Uno no nace sabiendo caminar, primero se gatea.”

6. El fracaso tiene un lado positivo


El fracaso es un triunfo: ¿Eres de los que creen que solo hay dos caminos en la vida, uno que lleva al triunfo y otro al fracaso? Pues la realidad de las cosas es otra: para llegar al triunfo indudablemente te encontrarás con varios fracasos en el camino, pero es tu decisión hacerlos un obstáculo o aprender de ellos.

El error no está en fracasar, sino que el error se encuentra en no aprender de los mismos. Tómalos (a los errores) como experiencias que te nutren para seguir adelante, úsalos como alertas para hacer cambios a ciertos aspectos de tu plan. Y lo más importante, no te rindas. Los fracasos son una fuente de conocimiento impresionante, y son estos los que nos permiten encontrar el verdadero camino hacia el logro de nuestra meta.

¿Cómo ayuda esto a nuestra autoestima? Muchas veces nos criticamos demasiado y ponemos sobre nuestros hombros una carga muy pesada que a la larga daña nuestra autoestima y crea una imagen apática y distorsionada de lo que somos. Al aceptar al fracaso como una herramienta para el éxito, dejas esa pesada carga atrás, lo cual te permitirá lograr de ti una nueva imagen, mucho más viva y buena.

7. Haz cosas que te inspiren


Todos necesitamos algo que nos mueva, algo que nos lleve a hacer grandes cosas, que nutra nuestras ganas de hacer algo en esta vida. Una baja autoestima es, en números ocasiones, una señal de falta de inspiración en nuestra vida.

Afortunadamente, esto es fácilmente solucionable, sobre todo teniendo en nuestras manos el poder del internet.
Busca lecturas, frases, videos, audios o cualquier material que pueda inspirarte. No envidies los logros de otros, mejor alégrate y úsalos como una guía e inspiración para tus propios fines porque en fin: si él o ella pudo, ¿por qué yo no?

Los libros de autoayuda pueden también ser una fuente importante de inspiración. Solamente recuerda usar estos elementos como complementos, para concretar algo tienes sí o sí que tomar acción. Mas con la ayuda de material que te ayude a inspirarte, tomar acción se volverá más sencillo.

8. No te compares con otros


Mucha gente tiene la predisposición a compararse con otros. Esta conducta puede dañar nuestra autoestima, en especial si estamos muy lejos de nuestro modelo a seguir. Es decir, el error no está en tener un modelo a seguir, sino en querer ser como esa persona y compararse constantemente. Eres único, no existe la necesidad de compararte con otros. Tu única tarea es superarte a ti mismo a través del tiempo. Toma a otras personas como ejemplos, pero no como competidores. Al entender y aplicar esto, nuestra autoestima dará un agradable salto debido a que dejamos ese afán de compararnos y nos enfocamos más en desarrollar a nuestra propia persona.

9. Libérate


Los factores externos afectan nuestra autoestima. El sentirse un fracasado por no llegar a las expectativas de los padres, sentir que uno no encaja en el grupo o sociedad, ser víctima del peso ejercido para seguir ciertas conductas. Son estos y muchos otros factores los que pueden hacer a nuestra autoestima ir en un viaje profundo a los abismos del desprecio de uno mismo.

Para corregir esto, hay que aprender a amarnos tal y como somos, y aceptarnos. Pero cuidado, no hay que ser conformistas. Si hay algo que puedes arreglar, hazlo. No te dejes engañar que aceptarte y quererte a ti mismo es quedarte únicamente con tu situación actual. El amor hacia nosotros mismos se hace notar cuando tomamos en nuestras manos la responsabilidad por mejorar en todo aspecto de nuestra vida.

¿Tienes sobrepeso? Acéptalo y trata de que ese amor por ti mismo te impulse a mejorar tu situación, en caso una de tus metas sea el tener un mejor cuerpo y salud (estos dos deben siempre ir juntos). Este es un simple ejemplo ilustrativo. Deja de lado el qué dirán y empieza a desenvolverte tal y como eres, sin ninguna máscara más que tu propio rostro.

10. Celébrate a ti mismo


Tendemos a ser muy duros con nosotros mismos y a no celebrarnos. No te digo que te construyan un altar o algo por el estilo, simplemente marca los eventos más importantes de tu vida, es decir los logros que más orgullo te han hecho brotar del corazón.

Eres un ser maravilloso, viniste desnudo a este mundo y ya llevas ropa: eso es un logro. Celebra cada cosa buena que hagas en tu día a día, pero no olvides hacer también un balance con tus errores cometidos, más no los tomes de la manera negativa, aprende de ellos (¡celebra esto también!).

Siéntete feliz de seguir con vida, tienes más oportunidades de lograr tantas cosas que tu corazón anhela. Date pequeños obsequios, un poco de chocolate puede dibujarte una sonrisa, más aún al saber que lo hemos ganado al hacer algo bueno: un regalo de nosotros para nosotros.

Conclusiones


Una autoestima estable y saludable es una carta segura a la felicidad personal. Llevará trabajo y tiempo repararla, pero realmente vale la pena. Hay un mundo externo y uno interno, y es este último el más importante para tu felicidad, dado que es tu realidad, la que vives dentro de ti día a día, segundo a segundo.

Toma estas 10 estrategias y combínalas, cada una tiene algo importante que aportar. Acomódalas inteligentemente de acuerdo a tus necesidades. Y solo me queda decirte:

¡Empieza a amarte y se feliz!

Referencias adicionales:
1) Dumb Little Man.
2) Causas de la baja autoestima en Tus buenos momentos.
3) Extractos de “De la autoestima al egoísmo” de Jorge Bucay.

10 secretos para incrementar tu autoestima
5 - 4 votos